Curioso: ¿cuánto tardarás en leer esta noticia?

Buscando contenidos, el otro día encontré una noticia en la que incluyen un curioso dato: el tiempo (estimado) que tardarás en leerla (en El comercio del Ecuador).

tiempo de lecturaEn este caso, esta noticia breve nos llevará poco más de un minuto leerla. Lo de las 198 palabras particularmente no me aporta nada, pero bueno, ahí está el dato :)

Me recuerda a los programas que había para editar las entradillas de los informativos en televisión (no sé cuáles se utilizan ahora :S) en las que al ir escribiendo el programa te iba indicando los segundos que tardarías en leerlo.

Y me parece interesante, también, para quienes escriben larguísimos posts en blogs que, si bien pueden ser muy interesantes y de calidad, yo (confieso) suelo abandonar su lectura porque el scroll se me hace infinito…

¿Cuánto has tardado en leer este post? ;-)

Noticias absurdas: ¿cuándo deberían empezar a preocuparnos?

Hablamos de periodismo y de futuro. Hablamos de digitalización, de suscripción (¿gratuita o de pago?) a un gigantesco kiosko online, de acceso a contenidos de calidad, de smartphones/iPads/Tablets “y otros animales“. Hablamos de información, de Periodismo con mayúsculas, de rigor, de instantaneidad, de multiplicidad de fuentes de noticias…

Hablamos de todo ello… pero ¿qué estamos haciendo?

Me encantan las noticias absurdas, lo confieso. Pero es un tema que me preocupa, porque cada vez hay más casos (¿o los ha habido siempre, sólo que ahora, con Internet, nos enteramos más?)

Este no va a ser un post sesudo: eso lo dejo para otros. Hoy quiero repasar algunas de las noticias más absurdas que se han publicado en los medios online este verano. Y las pongo en un ranking, que queda mucho más cool =)

Sigue leyendo

… y El Norte de Castilla tuiteó

Desde ayer, la noticia de El Norte de Castilla sobre el mareo de una #mujerdepalencia es Trending Topic en Twitter.

Ayer me acosté con la esperanza de que desde el periódico se publicara algún tweet al respecto, tal vez un guiño en la línea de los miles de tweets que se estaban publicando.

Y hoy me he encontrado con ésto:

El Norte de Castilla tweet #mujerdepalencia

¡¡¡Yeah!!! Han publicado un tweet aprovechando el hashtag. Han recopilado los hechos (tanto lo que le pasó a la mujer como lo que ha ocurrido en Twitter) en una breve noticia, y la han difundido aprovechando su TT.

¿Quién publicó la noticia? Pues lo que todos nos imaginábamos: el becario del verano, en su primera semana de prácticas. Quién sabe qué más noticias nos deparará el verano…

I love it :)

Aprovecha tu TT: El Norte de Castilla y la #mujerdepalencia

De nuevo, El Norte de Castilla ha conseguido ser Trending Topic en Twitter. En esta ocasión, la publicación en su página web de una noticia sobre una señora de Palencia que se mareó en su casa ha generado miles de tweets irónicos y humorísticos sobre el tema.

Ya he hablado en anteriores ocasiones de cómo utiliza El Norte de Castilla los medios sociales. Tras lo vivido con la #mujerdepalencia, lo que me viene a la cabeza no es cómo los está “aprovechando”, sino cómo podría sacarles el máximo partido, qué podría hacer para aprovechar TT como el protagonizado durante las últimas horas.

Sigue leyendo

No me vendas tu periódico en Twitter

The Washington Post ha protagonizado un nuevo caso de “patinazo” en Twitter, al publicar un mensaje en el que “animaba” a sus seguidores a comprar el periódico en los kioskos.

washington post tweet fail

Nos encantan vuestros RTs, pero ya sabéis, podéis leer también muchas de estas noticias pagando simplemente 75 céntimos en el kiosko de la esquina“. Ante las primeras reacciones de los seguidores, desconcertados por el contenido del mensaje, publicaron un segundo tweet a modo de rectificación, tan sólo 7 minutos después:

the washington post tweetMis disculpas a todos. No tenía la intención de ser grosero con el tweet en el que proponía que comprarais el periódico”. La disculpa oficial llegó vía Jane Elisabeth, subdirectora de la sección local, quien en declaraciones a TBD.com, afirmó:

It was maybe not quite what we meant in 140 characters. Sometimes you look at what you’ve tweeted, and think, “I didn’t have the space to say exactly what I wanted to say.” [The @postlocal account] tries to walk the line between being edgy and not being rude. Every once in a while, it crosses the line. Snark isn’t what we’re after.

Este caso pone de manifiesto dos cuestiones fundamentales:

- Twitter no es un canal de ventas

- La necesidad de apagar un fuego antes de que se encienda/expanda

(vía http://www.marketingdirecto.com)

¿Quién me sugiere un titular de portada?

El Barça acaba de proclamarse campeón de la Champions League: todas las páginas web de los diarios deportivos han publicado sus crónicas al minuto, y continúan actualizando los datos y ofreciendo más contenidos. Es un trabajo a contrarreloj: crónicas del partido, balances, reflexiones, testimonios, imágenes… Estamos ante la exigencia de inmediatez periodística 2.0, elevada a la máxima potencia.

champions barça web AS titular

Pero en papel, en la edición impresa de los diarios, todo va más despacio. Hay tiempo para preparar los contenidos, para escoger qué se va a publicar y para plantearse cuál es el mejor titular posible: aquel que resuma lo que ha ocurrido y que, también, aumente las ventas. Un titular que hará historia.

¿Lo vas a elegir tú solo?

Antes sí. Ahora, tú decides: ¿pides consejos, ayuda o sugerencia a tus seguidores, o sigues el método “JuanPalomo-yomeloguisoyomelocomo“? El director del diario AS, Alfredo Relaño, ha preguntado a sus seguidores sugerencias para el titular de mañana:

Pide sugerencias titulares AS

La idea me parece genial: pedir colaboración a tus seguidores, ver de qué manera prefieren ellos que se refleje lo que ha pasado, e incluso, por qué no, tomar alguna de sus ideas, que pueden perfectamente ser mejores de las que se les ocurran a los redactores del diario.

No obstante, no todo van a ser ideas brillantes e ingeniosas: del centenar de respuestas que ha recibido (por ahora), la mayoría no valen como titulares. Pero también hay muchos tweets que apuntan buenas ideas, o al menos “aprovechables”: Poker de Champions, Suma y sigue, Sí, gana el fútbol, Sublime 3-1 y un largo etcétera. Incluso hay quien se ha dejado llevar por la emoción y propone “Una copa, una vida”, con la imagen de Abidal levantando la copa al fondo. En fin, que son ideas, y seguro que se puede sacar algo bueno de ellas.

(Por cierto: nadie ha coincidido en proponer el titular que aparece ya en la página web, Champions Barça).

Así que con eso me quedo: con que por fin los medios empiezan a pedir la participación y colaboración de la gente, y escuchan las propuestas o comentarios de sus seguidores. Algo está cambiando en los medios de comunicación…

Otra cosa es que les hagan caso. Mañana lo veremos.

Orbyt crece, pero sigue cobrando cada cabecera por separado

De nuevo, Orbyt pone a su disposición su “know how” para integrar en su plataforma multimedia publicaciones de otros grupos. Tras su apertura a Hachette Filipacchi (marzo de 2011: Elle, Car and Driver y Emprendedores) y al Grupo Planeta (mayo de 2011: La Razón y sus suplementos), ha anunciado que va a incorporar las cabeceras del Grupo Zeta (desde junio de 2011: El periódico de Catalunya, El periódico de Extremadura, El periódico de Aragón, Mediterráneo, Córdoba, Ciudad de Alcoy, La crónica de Badajoz, Sport, Interviú, Tiempo, Cuore, Woman, Viajar…).

Entre las posibles futuras incorporaciones, en elmundo.es reconocen que las negociaciones con Prensa Ibérica están avanzadas para una posible incorporación de sus publicaciones a Orbyt (Faro de Vigo, los diarios “La opinión de…” (A Coruña, Granada, Málaga, Murcia, Tenerife, Zamora), Diari de Girona, Diario de Ibiza, Diario de Mallorca, EmpordàLa nueva España, La provincia/DLP, Levante-EMV, Mallorca Zeitung, Regió 7 y Superdeporte). Además, se rumorea que también podrían estar negociando la incorporación del diario Público a la plataforma.

Como ya comenté en un post anterior (podéis leerlo aquí), cuando nació Orbyt se afirmó que parte de su modelo de negocio consistiría en vender su tecnología a otras compañías, como efectivamente están haciendo.

¿El problema? Lo dije ya en el post anterior, pero lo repito, porque me parece que es la clave de este tema y no se está hablando de ello: el pago por suscribirse a cada publicación es independiente. Existen dos tipos de suscripciones: comprar un ejemplar por separado (los periódicos cuestan 0’79€ cada uno, las revistas 1’50€) o apuntarse a la suscripción mensual en una de las cabeceras (14’99€ al mes: un periódico, un mes).

orbyt pagos independientes Zeta hachette Planeta

Por ejemplo, como muestra la imagen, si alguien quiere suscribirse a El Mundo y a Expansión (ambos medios de Unidad Editorial), tendrá que pagar dos suscripciones independientes, es decir, 29’98€. También la imagen muestra la promoción: todos los títulos de Unidad Editorial, juntos, por 14’99€ hasta septiembre, pero es eso: una promoción. La Razón en esta imagen no tiene precio porque todavía se puede leer de manera gratuita; es una oferta de lanzamiento a raíz de su incorporación a Orbyt.

Por eso, me reafirmo en la tesis que planteé en mi anterior post: Orbyt hace muy bien en ampliar su oferta de contenidos, pero está dejando de lado los intereses de los lectores / suscriptores, al hacerles pagar cada cabecera por separado.

Ojalá pronto Orbyt se convierta en un verdadero kiosko virtual que permita el acceso a múltiples publicaciones con una “tarifa plana” con la que podamos leer más de una cabecera.

Orbyt abre sus puertas a otros medios, pero se pagan por separado

Cuando nació Orbyt, era una plataforma exclusiva para las publicaciones de Unidad Editorial (fundamentalmente El Mundo, Expansión, Marca y los suplementos y revistas del grupo), aunque ya afirmaban que parte de su modelo de negocio consistiría en vender su tecnología a otras compañías.

El problema se hacía patente a primera vista: si cada grupo sacaba su propio “Orbyt”, ¿tendríamos que suscribirnos a todos ellos para poder acceder a sus contenidos? Si herramientas como Spotify o Netflix han conseguido ofrecer de manera legal el acceso a contenidos de diferentes grupos empresariales, ¿por qué no puede ocurrir lo mismo en la prensa, por qué no llegan a un acuerdo para constituir un quiosco común?

Pues ya es un hecho, aunque sólo a medias.

Desde mediados de marzo, las revistas de Hachette Elle, Car and Driver y Emprendedores se unían a Orbyt. Desde hoy, 26 de abril, se une el Grupo Planeta, con su cabecera La Razón y sus suplementos. Con esta nueva incorporación, Orbyt ofrece las siguientes cabeceras: El Mundo, Expansión, Marca, La Razón, Telva, Marca Player, Marca Motor, Arte, La Aventura de la Historia, Actualidad económica, Siete Leguas, Emprendedores, Car and Driver y Elle, además de los suplementos semanales (Magazine, Metrópoli, Yo Donna, El cutural). Y, según parece, están negociando con Público para que se una también a esta herramienta.

Pero hay algo de lo que no se está hablando, y que me parece clave en este asunto: el pago por las publicaciones que no son de Unidad Editorial es independiente al de la suscripción en Orbyt.

En el caso de las revistas de Hachette, el precio va al margen de los 14’99 € mensuales de Orbyt, ya que cuestan 1’50€ cada número o un abono mensual de 15€. La Razón será gratuita durante el primer mes, pero posteriormente se cobrará también por separado. “Luego el que quiera lo pagará aparte“, ha indicado Pedro J. Ramírez.

Por lo tanto, la integración de La Razón en Orbyt supone que el diario se aprovecha de la popularidad y el know how de Unidad Editorial, y este grupo consigue también un beneficio a cambio de la utilización de su herramienta.

La experiencia de Orbyt está funcionando: desde el 8 de marzo de 2010 han conseguido más de 30.000 abonados, se han superado los 100.000 registros únicos, tienen más de 3,2 millones de lectores y más de 1,5 millones de páginas vistas al mes. Normal que otros medios, en este caso La Razón, quieran aprovechar esta oportunidad, y que Unidad Editorial quiera conseguir un beneficio adicional gracias a la tecnología y popularidad de su quiosco.

Pero, insisto, se están olvidando del público, los lectores, ahora “suscriptores”. No estamos llegando a la situación que planteaba al principio, es decir, un “Orbyt” por cada grupo de comunicación. Pero, desde el punto de vista del lector, es lo que está ocurriendo: varios grupos se integran en una página, pero los pagaremos por separado.

En Estados Unidos ya existe un quiosco virtual que ofrece contenidos de varios grupos editoriales: se llama Ongo (“All your news, All in one place”) y permite el acceso a algunas publicaciones Gannet, The New York Times Company y The Washington Post Company (es decir: The New York Times, The Washington Post, USA Today, Financial Times, AP-Associated Press Reuters).

Por lo tanto, habrá que esperar un tiempo hasta que llegue a España un servicio así. Mientras esto no ocurra, tendremos que conformarnos con acceder gratuitamente a sus páginas web, o a poder ojear en una misma pantalla las portadas de cientos de publicaciones en kiosko.net.

 

 

 

Y el asesino es…

Con el falso fallecimiento hoy de Manu Leguineche, son ya muchos (demasiados) los casos de famosos a los que se ha “asesinado” desde esta red social: Morgan Freeman, Johnny Deep, Jackie Chan, Russel Crowe, Miley Cyrus, Matt Damon, Tom Hanks, Lindsay Lohan, Taylor Launter… Ahora las críticas caen sobre Twitter y su poder de difusión de noticias que no son veraces.

Quiero romper una lanza a favor de esta red. Hace unas semanas publiqué un post hablando de este tema, de cómo Twitter, al apostar por la inmediatez y la rápida difusión de sus contenidos, deja de lado muchas veces la veracidad.

Pero hay que tener en cuenta las circunstancias. En el post al que he hecho referencia, contaba que se había producido un incendio en un museo de Ciudad de Mexico, y el primer tweet al respecto mostraba una imagen del edificio y una columna de humo. Por lo tanto, se partía de la base de una imagen real, aunque luego resultó que la columna de humo no procedía de un incendio.

Hoy, en el “caso Leguineche”, ha pasado algo similar: la noticia se ha empezado a extender a partir de un pantallazo de la web de El Norte de Castilla (@1001Medios), en la que se publicaba el fallecimiento del periodista. Había una imagen y una fuente periodística acreditando el valor del tweet.

A los pocos minutos, otros periódicos digitales como ABC o Diario Vasco se hacían eco de la noticia.

Por eso creo que la responsabilidad en estos casos no recae tanto en Twitter como en los medios de comunicación, que son los que gozan de credibilidad. Cuando vemos que se ha publicado un tweet impactante, los usuarios acudimos a las verdaderas fuentes de información (en este caso, las páginas web de los periódicos), a contrastar las noticias: si ellos las publican, asumimos que serán verdad. Y más cuando el director de uno de los principales diarios del país publica un tweet dando el pésame al periodista.

A mí la noticia me llegó procedente de lo que yo considero (¿consideraba?) una fuente: el pedroj_ramirez:

Si, como parece, el diario se hizo eco de los rumores de Twitter, debe asumir su responsabilidad en este caso, porque publicarlo en su web sin haberlo contrastado es un error grave. No se puede publicar una noticia basándose en lo que se dice en las redes sociales. Las redes no son agencias de información, y sus usuarios no tienen acreditada su credibilidad. Además, como bien señala el periodista de ABC @PabloAlcala, muchos no nos habíamos enterado de que la noticia se había publicado en El Norte de Castilla hasta que se hizo pública la confusión.

Un caso distinto fue el de la “muerte” de Morgan Freeman, ya que el rumor nació por un supuesto tweet de la CNN (@CNN: Breaking News: actor Morgan Freeman has passed away in his Burbank home). Sin embargo, la cadena aseguró que ellos no habían publicado ese tweet, y que se trataba de un engaño (@CNN: CNN did not report Morgan Freeman death. Rumor is false. CNN will aggressively investigate this hoax). Y algo similar ocurrió con el rumor de la muerte de Johnny Deep en un accidente de tráfico.

De todas maneras, los usuarios de Twitter no quedamos exentos de responsabilidad. Yo misma, cuando leí el retweet del pésame de Pedro J, pude haberlo retweeteado y contribuido a difundir el rumor. Por lo tanto, todos, periodistas y usuarios, debemos contrastar las informaciones de este tipo antes de pulsar “retweet”.

Así son los lectores de revistas online

Sólo quedan dos días para la publicación del nuevo informe del Estudio General de Medios (EGM), y he querido echar la vista atrás para ver cómo se encuentra un sector: las revistas, en concreto las digitales. Porque, como muestra el estudio de la Asociación de Revistas de Información (ARI), el consumo según el soporte es muy diferente.

Ahora que están naciendo las versiones online para dispositivos como iPad o iPhone, es interesante saber qué tipo de públicos accede a estos contenidos a través de Internet. Más de 2 millones de personas leen en España revistas en la Red, y muestran un mercado creciente y prometedor, ya que suponen un 21% más que en la anterior oleada del EGM. De los 2.156.000 lectores digitales, un tercio de ellos consume estos contenidos sólo en la Red, lo que supone que cada día 557.000 personas consumen diariamente revistas por Internet.

Un cambio notable en el perfil del lector es que mientras que en las revistas en papel la mayoría son mujeres (55%), en contenidos digitales el consumo mayoritario lo realizan los hombres (63%). También cambia la edad de la mayoría de los lectores, ya que en los contenidos digitales hay un grupo que acapara gran parte del consumo (individuos de entre 25 y 44 años suponen el 60% de los lectores de estos contenidos) frente a una situación más equilibrada en los contenidos en papel, donde es también este intervalo de edad el consumidor más habitual (43%).

La clase social también es más elevada en los contenidos digitales, ya que el 16% pertenecen a una clase “alta“, el 20% a “media-alta”, cuando entre los lectores en papel suponen el 12 y 19% respectivamente.

 

Por otra parte, ¿qué contenidos son los más vistos en los diarios digitales? Pues parece ser que pesa el entretenimiento, las curiosidades, las noticias relacionadas con famosos, sucesos…, mientras que las noticias de carácter político o sociales son menos leídas. La gente busca información en Internet, pero no análisis ni extensos artículos cargados de datos. Buscamos titulares, la información básica que nos interesa, y de ahí ya iremos (o no) enlazando nuestra lectura pasando de un artículo a otro.

Como muestra de los contenidos que más interesan, véase el siguiente ránking de contenidos de elmundo.es: